Muchos de ustedes saben que ahora soy madre. He compartido poco sobre el pequeño Karlo, pero es un hermoso bebé que tiene mi tiempo completo. Mis actividades ahora giran alrededor de él. Trato de encontrar los momentos más largos para hacer cosas que lleven más tiempo, pero si duerme por unos 10 minutos antes de volver a pedir pecho o solicitar un cambio de pañal, pues igual tengo que aprovechar para poner una lavadora (de sus cosas, claro… las nuestras pueden esperar).

Ser mamá es algo que absorbe tu vida, pero si has estado cerca de otras mamás, sabes que no es fácil y aun así decidiste aventarle el paquete de traer a un chamaquito al mundo. Todos hablan del dolor de un parto natural, o la recuperación de una cesarea…igual escuchamos sobre los dolores en los pezones cuando “no se agarra bien”…hay otras cosas que no escuchamos o leemos tan seguido y cuando llegan, puede que nos tomen por sorpresa (el sangrado postparto que dura una eternidad, por ejemplo)… no importa. Es verdad que nada importa cuando ves la carita preciosa del ser nuevo que ahora manda…

Él manda…pero no por siempre. Ahora me entrego totalmente a alimentar a este panecillo que horneamos con tanto amor. Que gane peso y crezca, que pida todo el pecho que quiera y coma bien. Luego vendrán tiempos de restricciones y reglas…ahora aprendo a malabarear con minutos u horas libres. Ya sea para dormir porque la noche fue mala, o para bañarme de volada, cocinar nutritivo porque tengo que darle una sabrosa leche y seguir disfrutando de mi alimentación, escribir unas líneas en mi blog…

Es cansado pero es lindo. Es real que da mucha alegría verlo como un ángel cuando duerme, así también duele cuando llora y no sabes porqué. Pero he de confesar que el poder pegarlo a mí para calmarlo y ver cómo en segundos se concentra en succionar y el mundo se detiene, es un gran poder. jaja sí, un poder que solo una mamá tiene… quizá antes lo hubiera leído como una cosa romántica de ver la maternidad, pero ahora que lo vivo, lo puedo creer.

En fin, ya iré compartiendo cosas sobre esta nueva etapa. Por ahora tomaré un té en lo que el bebé duerme (pues no sé cuánto tiempo pueda durar).

Por cierto, ¿ya vieron mi video de la semana?


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *