Esta semana quiero compartirles un tesoro de Dresden. Es una ciudad hermosa al este de Alemania. Le llaman la Florencia del Elba y su elegancia se la debemos a Augusto el Fuerte, quien incluso fue apodado el Rey Sol de Sajonia, por haber hecho de esta metrópoli una joya arquitectónica.

dresden-paulina

Hoy veremos el Palacio Zwinger, construido para los eventos y festividades del rey. Tardaron 10 años en construirlo y era una especie de fortaleza dentro de la ciudad. Es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura barroca y fue prácticamente destruido durante la segunda guerra mundial. Fue reconstruido idéntico al diseño original y hoy podemos caminar dentro de sus jardines y apreciarlo.

 

Kronentor

 

Una de las entradas es la puerta de la corona, o Kronentor que es quizá uno de los motivos más fotografiados. Tiene 4 águilas que son como era la corona de polonia, misma que usó Augusto el fuerte por 7 años. Además de tener muchas esculturas de la mitología griega.

El jardín es muy amplio y pueden sentarse a descansar y observar desde cualquiera de las esquinas. Como ven es un pabellón que abarca diferentes edificios en los que se realizan conciertos y exhibiciones todo el año.

Puerta-de-corona

Puerta de la Corona

Glockenspielpavillon

 

El Glockenspielpavillon o el repique de campanas también tiene muchos detalles. Además de los personajes que parecen demonios traviesos en la parte inferior, arriba se ven otros más dignos o cercanos a la perfección;vemos mucho garigoleo en la construcción y al centro está el reloj con las campanitas blancas.

Nymphenbad

 

Luego sales para ver una de las fuentes barrocas más finas que tiene Alemania. Es el baño de las ninfas o Nymphenbad. Antes, se ve una fuente con pequeños sátiros tomando su baño…

 

Bajamos unas escaleras, donde puedes encontrarte con las hermosas ninfas, ligeras, sonrientes, seductoras. La fuente es un diseño simétrico que muestra extremo cuidado en el detalle de las columnas y los personajes que habitan una corta escena con vida propia…

Vayan a verlo

 

Lo único que puedo recomendarles visiten el Zwinger. Siempre vemos postales de la iglesia de nuestra señora y obviamente el paisaje del Elba es genial, pero darse un momento para detenerse aquí y comer un lunch en el jardín de Augusto el fuerte, es una genial idea.

 

Como siempre, los invito a que me digan qué piensan sobre los palacios que tenemos en diferentes puntos del mundo. Si les gustan, si han visitado alguno y cuáles son sus recomendaciones.

Aquí en video:

Categories: Travel / Viajes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *