En verdad que es una bendición ser madre. Desde que una célula se convierte en ser, en ese frijolito que luego tiene tamaño de renacuajo y crece naturalmente hasta quedar comprimidito dentro del vientre de su madre, es un milagro de vida. Estoy eternamente agradecida de tener al bebé que tengo, ahora espero poder hacerlo un hombre generoso, creativo y feminista. Lo amo con una fuerza inexplicable y trato de tomar con alegría los desvelos y dificultades. ..sé que pronto se irán y él también. Dicen que los hijos son prestados.

Ya menos sentimental, te comparto este video que hice para celebrar el día de las madres, pensando (y preguntando) las cosas comunes que hacemos las mamás nuevas. Me he divertido y espero tú también.

Déjame un comentario y comparte para ayudarme a llegar a más personas.


Leave a Reply

Your e-mail address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.